Memoria primeros días de vida

Memoria de sus primeros días de vida

La llegada de tu hijo a tu mundo conllevará cambios fundamentales en tu vida, en la de tu pareja, en tu entorno más inmediato. Tu universo será otro. Se llenará de una nueva luz.

Por eso te ofrezco mi servicio fotográfico a domicilio. Nada más práctico y conveniente que llevar mi lente hacia esa nueva luz, en su propio contexto, conservando su energía, evitando desplazamientos, con todos los inconvenientes que suponen, y asegurando tu comodidad y la seguridad y paz de tu bebé.

No debes preocuparte si tu casa no recibe tanta luz natural como te gustaría. Indudablemente la presencia de tu hijo traerá luz, que yo, además, te ayudaré a maximizar con mi equipo.

El momento ideal para hacer una primera sesión de fotos, que podrá repetirse cuantas veces quieras, por mi propia experiencia, son sus primeros quince días. Es entonces cuando tu bebé más se mantiene en la postura fetal, más duerme y sus movimientos son genuinamente emotivos.

Es ésa también la época en la que tu entorno querrá conocer a tu hijo. Esto, aún con el orgullo que brinda a una madre, puede también venir acompañado de ciertos inconvenientes, más cuando, al fin y al cabo, estarás reconponiéndote del parto y aprendiendo, con cada respiración, a comunicarte con tu hijo. Como madre te aseguro que lo que más querrás es que la armonía, que tanto trabajo cuesta, se asiente en tu hogar.

Las memorias que creo documentan los sentimientos y emociones de sus protagonistas. Son Memorias que, al mantenerse vivas, al ser compartidas con otros, al incluirse en álbumes y ser saboreadas en el tiempo, ejercen un poder documental, emotivo, anecdótico y terapéutico sobre quienes tienen la oportunidad de apreciarlas. Nada nos hace más fuertes que nuestra consciencia emocional. Nuestras memorias, las memorias elegidas, recopiladas en forma de álbum representan esa consciencia y su valor. Todos debemos preservar las memorias que documentan y acreditan nuestro recorrido emocional. Nuestro bagaje emocional es nuestra verdadera identidad. Somos lo que sentimos. Aquello que amamos y atesoramos es lo que mejor nos describe.

Entonces, ¿qué mejor que una sesión de fotos diseñada a tu propia conveniencia, en tu propio espacio y al ritmo que marca tu bebé? ¿Cómo no captar los momentos en los que te formas en el arte de ser madre? ¿Cómo no plasmar la pureza de tu recién nacido?

Desde que lo has sabido… ¿hay algo más en lo que puedas pensar?  Cómo no contarle su propia historia y la de su llegada. Crea una memoria que ilustre tu amor.

Estoy a tu disposición: + 34 633 74 59 52. O si lo prefieres, escríbeme